La manicura de tu mascota


Recortar las uñas de un animal doméstico con frecuencia puede ser una acción muy difícil que no todos los propietarios pueden realizar. El cuidado de las uñas de los perros y gatos no es realmente tan diferente o difícil a los cuidados de las personas. Ambos debéis mantener la calma y familiarizaros con las uñas y con el acto de tocarlas.

Antes de intentar cortar las uñas de tu mascota, debes determinar qué tipo de tijeras serán la mejores para realizar este trabajo. Para los cachorros, puedes utilizar unas tijeras normales, es decir, las mismas tijeras que utilizas tú para las tuyas. Para los perros y gatos adultos, ya puedes utilizar las tijeras especiales que existen para ellos en el mercado. Estas se caracterizan por ser una especie de tenazas con estilo guillotina.

Antes de comenzar a utilizarlas, lo mejor es que las pruebes y aprendas que presión debes utilizar para los cortes. Cada día juega con los patas y pezuñas de tu perro mientras está acostado. Debes hacerle saber que es un “buen animal” cada vez que te deja tocarle las pezuñas y separarlas, a la vez que se tocan las uñas.

Realiza estos tocamientos unas cuantas veces al día hasta que el animal se acostumbre a la idea de tener la pata inmovilizada de vez en cuando. En los gatos, es fácil ver el área más clara hasta donde llega el riego sanguíneo. Se trata de una pequeña área similar a la de la uña pero que recorre el interior de la misma. Por desgracia, los perros suelen tener las uñas más oscuras y es imposible ver esta zona de manera tan rápida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *