Cinco cosas que odia tu gato (y no lo sabes)

gustos-gatos
Los gatos son unos animales de compañía que tienen un carácter muy especial. Con independencia de que sean más o menos cariñosos, lo cierto es que hay una serie de gestos y actos que no les gustan. Y es importante conocerlos porque habitualmente se realizan con ellos, pensando que son de su agrado y de su satisfacción. Pero es todo justo lo contrario. Aquí te contamos los cinco principales para que dejes de hacerlos y tu gato esté más feliz y tranquilo. No obstante, también hay excepciones porque cada gatito tiene su personalidad.

Caricias

El gato no es un animal que se caracteriza por ser fácilmente acariciable, aunque sí que hay zonas en las que agradece ese mimo y cuidados. Sin embargo, hay otras en las que tocarle les produce desagrado. Es el caso de la barriga porque es una zona que es realmente vulnerable para un minino.

La idea de que a un gato le gusta que le acaricien la barriga es porque adopta una posición en la que se tumba sobre su espalda, de manera que la deja hacia arriba. Esto no significa que quiera que le acaricien, sino que está dispuesto a jugar.

Abrazos

En general, a los gatos tampoco les gustan los abrazos. Y es que se sienten rodeados y un tanto acorralados por lo que pueden pensar que es una amenaza, llegando a producir algún arañazo.

gustos-gatos

Uñas

Los cuidados del gato requieren prestar atención a sus uñas. Sin embargo, hacerle la pedicura para cortárselas regularmente no es algo que al gato le guste demasiado y tampoco es estrictamente necesario.

De hecho, se suele hacer para que aquellos gatos que viven en casa no arañen muebles o sofás, entre otros objetos, y que tampoco hagan daño a las personas con las que viven.

Si va a hacerse, es importante aprovechar aquellos momentos en los que el gato esté dormido o esté más tranquilo, aunque también se le puede engañar o entretener con algo de comida.

Dulces

Y, hablando de comida, otro error es pensar que al gato le gustan los dulces. De hecho, los mininos no tienen su gusto adaptado para poder detectar ese sabor.

En un principio, este tipo de productos no deben formar parte de la dieta, teniendo especial cuidado con el chocolate porque puede llegar incluso a ser tóxico.

Amigos

Los gatos siempre se han caracterizado por tener un carácter muy independiente. No es que sean antisociales y que no les guste relacionarse, sino que su socialización es distinta a la de un perro.

De ahí, que no quieran en general que les lleven a conocer a otros gatos ni que tampoco se introduzcan otras mascotas en el hogar. Esto último es más fácil cuando el gatito es joven porque ya se acostumbra desde pequeño a la convivencia con otros gatos o animales de compañía.

Artículos relacionados:

Los cuidados clave de las uñas de los gatos

Consejos para que el gato disfrute del cepillado de su pelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *