Cómo saber si le gustas a tu perro

perros-afecto
Cuando se tiene un perro, a veces, cuesta saber si realmente le gustamos o no, sobre todo, al principio de la relación porque no se ha establecido bien el nexo entre ambos, no se conoce tampoco el carácter que tiene cada uno ni cómo se actúa en determinadas situaciones. Sin embargo, saber si le gustamos a nuestro perro, no es tan complicado porque, a pesar de llevar poco tiempo con él, hay unos gestos que son inequívocos de que realmente nos adora.

Los gestos

Una de las formas más fáciles de saber que le gustamos a un perro es que salta de alegría nada más vernos y mueve la cola. Pero, además de este indicador que es el más claro de todos, hay otras señales a las que hay que prestar atención.

Y una de ellas es el gesto de que el perro te lama los pies. El perro muestra también su afecto a través de esta acción. En general, se concentra en la parte de los pies porque es la zona que le resulta más fácil para acceder, aunque puede lamer cualquier otra parte del cuerpo que le sea accesible como, por ejemplo, cuando se está sentado o te agachas para hacerle alguna caricia, ponerle la comida…

Otra señal muy clara es que al perro le gusta estar relajado a tu lado. De esta manera, puede permanecer cerca de ti o bien colocase sobre tus piernas o regazo para descansar los dos juntos. Y algo parecido sucede a la hora de dormir. Si el perro tiene interés por estar contigo en la cama o en el dormitorio es porque te adora y descansar junto a ti le agrada.

perros-afecto
Y, si el perro te sigue por todas partes de la casa y donde vayas, no es que tenga una manía persecutoria, sino que lo hace porque le gusta estar a tu lado y actuar como si fuera tu propio guardaespaldas.

El momento del juego es igualmente decisivo. Si el perro quiere tenerte como compañero de juegos es muy buena señal, al igual que cogerte los zapatos e, incluso, mordisquearlos.

Este último gesto puede molestar, pero a ellos les atrae el olor. Y lo mismo puede suceder con otra ropa. Así que, si tienes prendas de vestir que te gustan mucho, guárdalas a buen recaudo para que no pueda cogerlas, llenarlas de babas o estropearlas sin querer. Y, si las estropea, no te enfades con él porque es señal de que te quiere y mucho.

Artículos relacionados:

Cinco cosas cotidianas que a los perros les da miedo (y a lo mejor no lo sabes)

Consejos para que el perro supere su miedo a otros perros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *