La decoración navideña puede ser perjudicial para los gatos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter7Share on Google+0

plantas-navidad-gatos
La Navidad es una época que se vive con mucha alegría en el hogar, pero cuya celebración tiene que hacerse con cierta cautela cuando se tienen mascotas como los gatos. Y es que la decoración navideña puede poner en peligro su salud. De hecho, entraña muchos riesgos que van más allá de que se pueda comer el espumillón o una pequeña bola decorativa o hacerse daño con las luces. Muchas veces, hay elementos decorativos que pasan desapercibidos o que pensamos que no son nocivos, pero que sí entrañan peligro para los mininos. Es el caso de la Poinsetia. Sí, la planta de Navidad. Pero aún hay más.

Cuidado con la Poinsetia

Como cada año, cuando llega la Navidad, es habitual comprar la Poinsetia o también conocida como Flor de Pascua, que es típica de estas fechas. Pero cuidado porque puede entrañar peligros para la salud del gato. Y es que esta planta es venenosa para estos felinos, aunque en un principio su toxicidad no es letal.

Durante muchos años se ha creído que sí era muy perjudicial para los gatos, aunque ahora la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad contra los Animales ha explicado que esta planta sí es cierto que tiene una savia tóxica, que puede afectar a los gatos si la ingieren.

Si el gato come un poco de esta planta, y por lo tanto ingiere esta savia, notará una cierta irritación de la boca y del estómago. En función de la cantidad tomada, pueden desencadenarse episodios de vómito o diarreas. Los síntomas también pueden incluir irritación en los ojos o conjuntivitis al entrar esta zona en contacto con ella.

navidad-gatos
A pesar de este cuadro, lo cierto es que el peligro es bajo para el gato a no ser que coma muchísima cantidad. De todos modos, para no sufrir y evitar sustos, es mejor que la planta se sitúe en una zona a la que el gatito no tenga acceso.

Otras plantas tóxicas

Además de la Flor de Pascua, hay otras plantas y flores que se suelen tener en el hogar y que son también tóxicas e, incluso, más peligrosas que la Poinsetia. Este grupo está formado por las begonias, que también causan vómitos, así como las azaleas de las que, si ingiere una cantidad importante, pueden provocar un coma o un paro cardiovascular.

Las lilas son otras flores peligrosas para los gatos, llegando a causarles importantes daños renales si las toma, aunque sea en pequeña cantidad. Así que hay que tener cuidado y hacer una buena elección si queremos que plantas y gatitos convivan sin problemas en el hogar.

Artículos relacionados:

Plantas tóxicas para los gatos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *