¿Es bueno o malo que el gato coma hierba?

gato-hierba
Ya es más que conocida la atracción que sienten las mascotas por las plantas que se tienen en el hogar e, incluso, por el césped. Siempre se ha dicho que no es bueno que se acerquen a ellas porque pueden resultar dañinas para el animal de compañía, dado que algunas son tóxicas para ellos. En general, siempre se recomienda que, en concreto, los gatos estén lejos de las plantas y flores de casa o bien se elijan aquellas menos dañinas. Sin embargo, ahora, una nueva investigación ha puesto de manifiesto que el hecho de que coman hierba no es tan perjudicial. Y es que la atracción de los gatos por el césped está justificada.

Los beneficios

La clave de por qué los gatos comen algo de hierba la ha dado un grupo de investigadores que ha detectado que este hábito, que está presente en la mayoría de los felinos, es beneficioso, puesto que ayuda al minino a eliminar parásitos que pueda tener en su organismo.

Lo más frecuente es pensar que la hierba les sienta mal y es perjudicial porque, al poco tiempo de ingerirla, vomitan. Y esta es la forma –es decir a través del vómito-, que tienen los gatos de aliviar las molestias que sienten en su aparato digestivo y cuando se encuentran enfermos.

Esta ingesta de hierba también puede ayudar al gato a mejorar su tránsito intestinal y su proceso digestivo porque la hierba aporta fibra a su organismo. Esto lleva a que el gato aumente sus deposiciones y se perciba en sus heces la hierba. El aumento de las heces puede producirse aunque el gato también vomite algo.

gatos-plantas

Un extraño comportamiento

Los resultados de la investigación ponen de manifiesto así un comportamiento un tanto extraño en los gatos y que mantienen aunque el dueño no sea consciente ni les vea comer hierba.

El estudio realizado por el equipo de investigadores a través de una encuesta a más de un millar de dueños de gatos reflejó que el 91% de los encuestados afirmó que el gato no parecía enfermo antes de comer hierba.

Sin embargo, el 71% de las mascotas fue pillada ingiriendo hierba –seis veces en su vida como mínimo-, mientras que el 11% nunca vio que el minino comiera césped, pero sí se observaron vómitos.

Artículos relacionados:

Las razas de mascotas más propensas a las alergias primaverales

Cómo evitar que tu gato dañe tus plantas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *