Gatos obesos


¿Alguna vez te imaginaste que tu gato iba a tener sobrepeso? La obesidad en los gatos es muy común y puede predisponer al animal a padecer la diabetes, la lipidosis hepática y artritis. Estadísticamente, el 40% de los gatos que acuden al veterinario son obesos. Sólo entre el 5 y el 10% de gatos son considerados delgados. Por eso, ha qye pararnos a pensar un rato y darnos cuenta de que nuestras mascotas pueden tener el riesgo de padecer una serie de trastornos relacionados con la obesidad.

Pero ¿por qué sucede esto? La respuesta es multifactorial, pero para simplificarla debes recordar que cualquier mamífero ganará peso si consume más calorías de las que se quema. Eso es bastante simple, pero cierto. La ingesta de alimentos en la naturaleza “salvaje” siempre ha ido acompañada por un esfuerzo físico (caza) pero, actualmente, los animales solo tienen que preocuparse por ir hasta dónde se les coloca su plato.

Cuando ponemos la comida a un gato, el animal se pondrá a comer sin controlar todo lo que está ingiriendo, ya que, en realidad somos nosotros los que tenemos el control absoluto sobre la comida de nuestras mascotas. La única manera que tiene de comer nuestro gato es cuando nosotros les ponemos el plato, así que somos los responsables directos de la obesidad de nuestros animales.

Extraña es la vez que un veterinario se encuentra con un gato obeso y no escucha: “pero si no come nada…”. Aunque cueste creerlo, hoy en día muchos propietarios de gatos se creen que la comida no es lo que les engorda.

3 comentarios

  1. yo tengo una amiga que tiene un gato que
    se la quiere pasar todo el santo dia comiendo y mi amiga jamas le da de mas, pues su gato es un flojo solo duerme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *