Falsos mitos sobre los gatos (que todavía la gente cree)

gatos-falsos-mitos
Los gatos son animales de compañía sobre los que sigue habiendo muchos falsos mitos. Ese halo de misterio y de independencia son factores que siguen influyendo en que, a día de hoy, muchas personas sigan creyendo en ellos. Sin embargo, son falsas creencias. Y, ¿cuáles son? Estas son las principales que conviene conocer, sobre todo, si se tiene un gato.

Mala suerte

Una de las falsas creencias que sigue más extendida es que los gatos dan mala suerte. No es así ni siquiera en los que son de color negro. Este falso mito obedece principalmente a leyendas, que se han visto alentadas por ese misterio y toque enigmático que tienen los mininos, así como a viejas supersticiones que, precisamente, por estas características los consideraban como malignos o la personificación del Diablo.

Caen de pie

Otro falso mito es que los gatos siempre caen de pie. No es verdad. Lo único que sucede es que los mininos tienen una gran capacidad para enderezar su cuerpo en el aire para intentar caer de pie y minimizar el impacto. Pero no siempre sucede así.

Siete vidas

Los gatos siempre se han asociado a siete vidas y tampoco es cierto. Es una falsa creencia bajo la que subyace la agilidad que tienen para sortear todo tipo de peligros. El minino es como todos los animales: solo tiene una vida.

gatos-falsos-mitos

Leche

Seguramente has visto en más de un dibujo animado, película, serie… a un gatito bebiendo leche. No es algo que esté recomendado porque no la digieren bien, sobre todo, la latosa. En concreto, los mininos no toleran bien la leche con la única excepción de la de su gata madre cuando son pequeñitos.

Bigotes

Otra de las falsas creencias es que los gatos mantienen el equilibrio por el bigote, creyéndose que lo perderán si no los tienen. Y no es así. Es un órgano sensorial que les ayuda a calcular distancia y espacio simplemente.

Artículos relacionados:

Cinco razas de gatos muy exóticas y llamativas

Cinco cosas cotidianas que los gatos no soportan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *