Limpiar los dientes a los gatos


Muchos dueños de mascotas, creen que con eso de que los gatos son animales muy independientes, no necesitan estar al cuidado de algunos aspectos tan básicos como por ejemplo sus dientes. Esto no es correcto. La atención domiciliaria dental es una de las mejores maneras de ayudar a mantener los dientes de tu gato en perfecto estado al igual que las encías. Para limpiar los dientes de tu gato, puedes utilizar un humedecido cepillo de dientes suave.

Este cepillo puede ser de niños para que no sea demasiado grande. Pregunta a tu médico por la existencia de pasta de dientes especiales para mascotas. Si decides no comprar esta pasta especial, puedes limpiarle tu mismo los dientes con productos que tengas en casa, como por ejemplo el bicarbonato de sodio o la sal. El tema de buscar una pasta de dientes es por el sabor, ya que la sal y el bicarbonato, no destacan por su agradable sabor.
SEGUIR LEYENDO «Limpiar los dientes a los gatos»

Lavar los dientes al perro


Siguiendo las recomendaciones de atención odontológica canina presentadas por la American Animal Hospital Association (AAHA), debes recordar que el aliento de tu mascota siempre debe ser agradable. De esta forma, podrás prevenir y controlar algunas enfermedades. Si el cuidado dental es bien gestionado por los propietarios las mascotas podrán tener una vida más saludable.

Muchas personas se preguntan cómo se puede mantener la higiene dental de un perro al día. Pues bien, no es demasiado complicado. Debes intentar acostumbrar a tu perro desde pequeñito al cepillado de su boca de manera rutinaria. Si no le acostumbras a una edad temprana, enseñarle posteriormente puede convertirse en un verdadero suplicio para los dos. El comportamiento del animal puede producir sentimientos de frustración y estrés.

Debes mantener la calma y el paciente. Es importante comprender que los perros, al igual que los seres humanos, aprenden a un ritmo diferente. Empezar a enseñarles debe ser algo divertido, por lo que se enseñará poco a poco. Puedes empezar mostrando al pequeño que la pasta de dientes tiene un sabor agradable y que no es algo que le va a hacer daño. No te obsesiones y mantengas la sesión de cepillado durante demasiado tiempo. Algunos descansos os vendrán muy bien.

La diversión durante “la clase” de higiene dental, ayudará a reponer de nuevo la paciencia. Aunque no lo creas, el 30% de los perros sufren ansiedad canina. Habla con tu veterinario para que te explique qué cremas dentales hay en el mercado. Las pastas de dientes para humanos contienen ingredientes que no están diseñados para ser ingeridos y, por lo tanto, pueden crear trastornos estomacales al pequeño.