El perro y los adornos de Navidad

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Llega la navidad y nuestras casas se llenan de objetos que normalmente no tenemos, como luces, árboles navideños, y todo tipo de adornos de Navidad. Muchos de estos objetos son brillantes y las luces tanto del árbol como del resto de la casa se convierten en un objeto de atracción para nuestros perros, por lo que deberemos asegurarnos de que no sean peligrosos para él.

El árbol: El perro puede masticar y tragarse las hojas en forma de aguja del árbol e, independientemente de si es natural o artificial, pueden perforar su intestino o hacerle heridas en los ojos o en las patas, por lo que no debes dejar el árbol al alcance de tu mascota. También debes asegurarte de que esté bien sujeto, ya que a veces, por curiosidad puede subirse a él y el árbol se le caería encima.

Si no puedes ponerlo fuera de su alcance, puedes rodearlo con barreras especiales para bebés, que impedirán su acceso al árbol.

Las luces: Esas luces multicolores y brillantes que se encienden y se apagan van a ser un foco de atención para tu perro, y mucho más los metros de cable que las conectan, que pueden ser vistos como un perfecto mordedor. Por ello, para evitar accidentes, debes protegerlos por un tubo de PVC y acordarte siempre de apagar todas las luces cuando dejes a tu perro solo en casa.

Los adornos: Aunque dan un aspecto muy navideño a nuestro hogar, las bolas pueden romperse si caen al suelo, lo que podría lastimar las patas de ut mascota. Además, recuerda que tu perro intentará morder todo lo que quede a su alcance, por lo que debes colocarlos siempre a una altura que no sea accesible para ellos y muy asegurados para que no se caigan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *