Consejos para quitar las garrapatas en un gato

Share on Facebook8Tweet about this on Twitter6Share on Google+0

gatos-garrapatas
En muchas ocasiones, las garrapatas no se asocian con los gatos. Pero es una mascota a la que también pueden afectarle. Eliminarlas no siempre es fácil y requiere de una serie de cuidados y procesos, que te vamos a contar para que tu gatito esté a salvo y libre de estos ácaros y de las posibles enfermedades que transmiten.

Revisión y detección

Para detectar las garrapatas, siempre es importante hacer una revisión al gato, por lo menos una vez al año, para detectarlas. Este control tiene que realizarse con más frecuencia cuando el animal está en zonas de campo, parques o está en contacto frecuente con otras especies de animales –no solo mascotas-, que son un buen manjar para las garrapatas.

Esta revisión consiste en repasar todas las partes del cuerpo del gato, haciendo especial hincapié en las zonas que son las preferidas de las garrapatas. Entre ellas, están las patas, la cabeza, el cuello y las orejas. Es importante hacer un buen repaso para, si se detectan, poder eliminarlas cuanto antes.

La verdad es que se notan enseguida porque son fáciles de ver, aunque el gatito tenga el pelo largo, además de palparse enseguida porque se percibe al tacto como una especie de bultito o berruga. Además, en el caso de que el gato tenga garrapatas, sería conveniente que lo llevaras al veterinario para descartar posibles enfermedades derivadas de la presencia de estos ácaros.

gatos-garrapatas

Consejos para eliminarlas

Una de las formas de eliminar las garrapatas es cepillar el pelo del gato. Esta medida es efectiva para retirar aquellas que estén sueltas por el pelo con el fin de arrastrarlas con el cepillo en cada gesto.

Sin embargo, aquellas garrapatas que estén adheridas a la piel del gato tendrán que eliminarse con otro sistema. Una de las mejores herramientas son las pinzas como las que se emplean para depilar porque permiten agarrar bien la garrapata.

El proceso es lento porque se debe hacer con cuidado porque en el gesto de quitarla, se puede hacer sin querer que quede una parte de la garrapata adherida a la piel. Algo que suele suceder con sus patas. Es importante despegarla bien y despacio. Si el gato tiene muchas o no se sabe o no se pueden quitar, lo mejor es acudir al veterinario.

Artículos:

Métodos para eliminar las pulgas en los gatos

Collares antiparásitos para gatos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *