Conocer los osos panda

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Pocos animales hay más populares y que llamen más la atención que el oso Panda, quizá por ese aspecto de oso tranquilo y bonachón que pasa su tiempo comiendo bambú oculto entre los árboles y que despierta la ternura en la mayoría de nosotros, aunque esto no impide que sea una de las especies en mayor peligro de extinción que existen en la actualidad.

El nombre del Panda en chino significa gran oso-gato, y se debe a que, a diferencia de otras especies de osos, el Panda posee pupilas verticales, como los gatos. Curiosamente, no siempre los científicos han estado de acuerdo en que el Panda pertenezca a la familia de los osos, y no ha sido hasta los últimos estudios realizados en su ADN cuando se ha aceptado que pertenece a la familia de los úrsidos.

Su hábitat natural son las regiones montañosas como Sichuan y el Tíbet y se pueden encontrar ejemplares viviendo hasta una altura de 3.500 metros.

Su familiar pelaje blanco y negro representa un estupendo camuflaje para este animal, tanto en la penumbra de los bosques de bambú como en la nieve de las cimas de las montañas.

El Panda se alimenta exclusivamente de bambú, una planta de muy poco valor nutritivo, lo que le lleva a emplear las doce o catorce horas que está despierto exclusivamente en alimentarse. Cuando vive en cautividad los cuidadores complementan su dieta de bambú con manzanas, zanahorias, galletas de fibra, caña de azúcar, batatas y papillas de arroz.

En libertad, los ojos panda viven unos 15 años, pero en cautividad pueden alcanzar los 30 años. Actualmente los programas de reproducción en cautividad son la esperanza de salvar a esta especie del a extinción, motivada por la destrucción de su hábitat y por la acción de los cazadores furtivos.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *