Conoce al camaleón


Los amantes de los reptiles seguro que os sentís especialmente atraídos por el camaleón. En estado salvaje hay unas 85 especies, sobre todo en África, pero también en Asia e incluso en las costas de Andalucía, si bien su caza es completamente ilegal.

En las tiendas se pueden adquirir varias especies, predominan el camaleón Furcifer Pardalis, de Madagascar; el Calyptratus, bastante popular y traído del Yemen y el camaleón senegalés, un poco más pequeño que los anteriores.

El tamaño de estos reptiles depende de su especie, habiéndolos muy pequeños, de apenas 30 centímetros y otros bastante grandes, de unos 80-90 centímetros. Sus dedos prensibles, su cola enrollada, su capacidad para mover los ojos independientemente y su pegajosa lengua, que lanza para atrapar las presas, lo hacen un animal fascinante.

Pero sin duda alguna lo que lo hace especial es su habilidad para el camuflaje, adoptando el color del fondo. Ahora bien, al camaleón se le resisten algunos colores. El blanco y el rojo le resultan difíciles de imitar y metabolizar, por lo que hay que evitarlos.

Antes de comprar un camaleón, asegúrate de su procedencia y de las condiciones en que está. Es un animal de importación y, desafortunadamente, no todas las tiendas tienen las garantías e información necesarias. Deben certificarnos que el camaleón que compramos está sano.

Los camaleones viven unos 5 años en cautividad. Como sucede con los animales no domesticados, debemos tener paciencia para ganarnos su confianza durante los primeros días. Están genéticamente programados para ser muy territoriales y también algo agresivos. Los mordiscos en un ejemplar pequeño no tienen gran importancia, pero cuanto más grande sea el camaléon, más daño nos puede hacer. Asegúrate de tener su confianza y verás que en unas semanas hasta subirá por tus hombros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *