Cómo cuidar a la perra tras una cesárea

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

perra cesarea
Gracias a los avances en el ámbito veterinario, hoy en día es posible detectar problemas durante la gestación de las perras y, en el caso que sea necesario, programar cesáreas, lo que puede salvar la vida tanto de la hembra como de los cachorros. Lo normal es que este procedimiento se realice cuando el parto es difícil y laborioso o por la falta de fuerza en las contracciones.

Si tienes una perra que acaba de pasar por una cesárea o pertenece a una raza braquicéfala, que son las más propensas, te interesará echarle un vistazo a los consejos que vamos a proporcionarte a continuación sobre cómo cuidar a las hembras tras una cesárea. ¿Te apetece acompañarnos?

Cuidar la herida

Lógicamente, la cesárea en perras requiere de unos cuidados específicos. Así, lo primero que debes saber es que las hembras que pasan por esta intervención deben estar un par de días ingresadas. Una vez fuera del hospital veterinario, los dueños deberán vigilar las heridas, limpiándolas con un desinfectante diluido en agua.

perra cesarea1

Proteger la herida

Por supuesto, durante un tiempo deberás procurar que el animal no se toque ni se lama la zona de la herida. Una forma de conseguirlo es utilizando el collar isabelino durante unos días. Por otro lado, debes tener en cuenta que algunos veterinarios recomiendan no dejar a la perra amamantar a los cachorros para no sufrir daños.

Alimentación e hidratación

Por otro lado, es muy importante que las hembras que acaban de pasar por una cesárea se alimenten de forma adecuada. El veterinario le dirá qué tipo de pienso es mejor que coma. Además, es necesario que la perra beba mucha agua, especialmente si amamanta a los cachorros, ya que se pierde mucho líquido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *