Causas del ronroneo en los gatos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter10Share on Google+0

ronroneo
No existen muchos estudio acerca del ronroneo de los gatos y los que existen son bastante antiguos. Por tanto, podemos decir que todavía se trata de un auténtico misterio. Lo que sí que se sabe es que estos animales producen este ruido con la laringe y los músculos del diafragma, aunque el mecanismo es difícil de explicar, ya que el gato no tiene ninguna característica evidente que sea la única responsable.

Tampoco se ha sabido averiguar las causas del ronroneo del gato. Eso sí, los científicos tienen claro que si se trata de una forma de comunicación, va dirigida a los que tienen más cerca, ya que ronronean a una frecuencia y un volumen muy bajo. En cualquier caso, se cree que las causas del ronroneo son las siguientes.

Felicidad

Al parecer, la principal causa del ronroneo en los gatos es la felicidad, ya sea porque se sienten cómodos y seguros, porque están recibiendo su comida, porque su amo les está acariciando, porque están descansando plácidamente, porque se están acicalando…

ronroneo1

Miedo

Aunque la felicidad es la causa más común del ronroneo, los gatos también suelen producir este ruido cuando tienen ansiedad, miedo o se sienten en inferioridad. Además, en algunos casos los felinos ronronean en la agonía de la muerte.

Comunicación con la madre

También se cree que los gatos recién nacidos se comunican con sus madres a través del ronroneo. Gracias a este ruido, su progenitora pueden saber dónde están y si están bien. Por su parte, parece ser que las madres ronronean para dormir a los gatitos.

Una función calmante

Algunos científicos aseguran que el ronroneo tiene una función calmante para los gatos, es decir, lo hacen para tranquilizarse a ellos mismos y a los gatos que les rodean. Por eso, es común que los gatos que tienen alguna herida o sienten dolor ronroneen. Según algunos estudios, lo hacen porque el ronroneo hace que se curen con más rapidez al producirse una serie de vibraciones en el interior del cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *