Ansiedad por separación en gatos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La independencia de los gatos es casi legendaria y presumiblemente uno de los aspectos que más admiran en ellos los amantes de los gatos. Sin embargo, aunque nuestro gato no necesite continuamente estar a nuestro lado ni requiera constantemente nuestra atención, ello no significa que no pueda sufrir, al igual que los perros ansiedad por separación cuando los dejamos solos un tiempo, lo cual puede derivarse en problemas de comportamiento, sobre todo si los dejamos solos varios días de forma habitual.

Los comportamientos que nos pueden ayudar a detectar que nuestro gato está sufriendo este tipo de ansiedad son los siguientes:

– Cuando volvemos a casa, el gato nos sigue a todas partes. Si el gato acostumbraba a salir al exterior, deja de hacerlo para estar a nuestro lado.

– Tener comportamientos de succión y masticación de nuestra ropa o incluso de nuestra mano, como si fuera un gatito recién nacido.

– Es habitual también que el gato comience a orinar en lugares donde sabe que no debe hacerlo, como en la ropa, la cama, o que arañe los muebles o las cortinas en exceso o que desarrolle agresividad hacia personas u otras mascotas.

– Puede dejar de comer e incluso perder las ganas de jugar.

– También, aunque es menos habitual, puede comenzar a asearse de forma compulsiva, incluso provocándose calvas en el pelo.

Si observamos estos signos, deberemos llevarlo a veterinario para que nos indique cuál es la mejor terapia a seguir. Los masajes o las flores de Bach puede resultar muy efectivos.

También es aconsejable, cuando nos vayamos, dejar la radio o la televisión puesta para que le haga compañía y suficiente juguetes para que se entretenga y evitar así las conductas destructivas.

– Cuando regresemos a casa, deberemos dejar unos diez minutos en los que no haremos caso al animal, permitiendo así que disminuya la ansiedad y se tranquilice.

2 comentarios

  1. Buenas noches! Quería haceros una consulta.Por las noches mi gato de 5 años se pone muy pesado, así que le cierro en la cocina para dormir o me cierro yo la habitación.Pasa la noche bien,sin problema ni ruidos,tiene su arena,comida,fuente de agua,juguetes y sitio donde dormir y rascador.Pero como a las 6 de la mañana,o depende del día,se cansa de estar solo y se pone a maullar como si le fuera la vida en ello, incluso rasca la puerta.Sólo se calla cuando abro,lo único que quiere es no estar solo y cerrado.Pero yo quiero acostumbrarle a que debe dormir solo y sin molestar,cosa que antes hacía sin problema.He probado a no abrirle mientras maúlle,para que no asocie que si lo hace,abro la puerta,pero no desiste…¿Podéis decirme qué puedo hacer?Muchas gracias de antemano!!

  2. Hola! yo tambien tengo el mismo problema con mi gato, pero éste tiene apenas 3 meses de edad, espero que con el paso del tiempo se acostumbre a estar solo por las noches pero aun no me ha resultado. suerte para ti tambien!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *