Variedades de cacatúas
Las cacatúas cuentan con un gran número de variedades. Éstas son las más habituales:

Cacatúa Alba, caracterizada porque su cresta es totalmente blanca, al igual que su plumaje, que sólo adquiere un tono amarillento en la cola y bajo las alas. Alcanza los 45 centímetros de longitud y pesa unos 550 gramos. Necesitan mucha atención y, si no se les hace caso, tienden a reaccionar arrancándose las plumas.

Cacatúa de moño naranja, pese a su nombre, la cresta no siempre es naranja, a veces también es amarilla. Sus mejillas también adquieren un color anaranjando o a veces amarillo. Pequeña en comparación con otras subespecies, pues ronda los 33 centímetros de longitud, con un peso de 350 gramos. Difícil de criar en cautividad, a no ser que haya sido criada para ese propósito.

Cacatúa rosa, muy afable y bastante silenciosa. Llama la atención por su cresta rosa y porque parte de su plumaje también es de eso color, a veces incluso de un fucsia brillante. Muy longeva, puede alcanzar los 40 años, además es monógama. 34-36 centímetros de longitud y 330 gramos de peso son sus medidas estándar.

Cacatúa inca, muy vistosa y exótica, ya que su cresta es de tres colores y en el plumaje de su cuerpo se combinan el rosa y el blanco. Sin embargo, es una especie muy cara y poco dócil, recomendable para aquellos con experiencia en la cría de pájaros. Mide alrededor de 35 centímetros y pesa unos 480 gramos.

Cacatúa de moño amarillo; blanca casi por completo, excepto en las plumas de su cresta, que son amarillas. Bastante grande: 38 a 50 centímetros de longitud y peso de 800 a 950 gramos. Dócil y recomendable para tener en casa, siempre y cuando se le provea de una jaula amplia.