Picaduras de araña
Reconocer y tratar los síntomas de una picadura de araña, tan pronto como sea posible, es imprescindible, ya que algunas de estas picaduras tienen un gran riesgo para el cuerpo humano debido a propagación del veneno que el animal ha inyectado. Hay muchas especies de arañas distribuidas por todo el mundo que tienen la capacidad de atacar o morder a los seres humanos, propagando su veneno por el cuerpo. Una picadura puede producir diferentes síntomas, pero esto no cambia el hecho de que se necesite ser tratado de urgencia.

La mayoría de las arañas no son agresivas por naturaleza, pero si se sienten amenazadas pueden atacar a un ser humano. Los síntomas de pueden ir desde una leve picazón durante unas horas que produzca una pequeña herida hasta una infección que produzca la amputación del miembro. Si te muerde tu propia mascota, deberás explicar a los médicos la especie a la que pertenece, la cantidad de veneno que crees que ha inyectado y el tiempo que has tardado en recibir asistencia.

La mayoría de los culpables de las mordeduras de araña no pueden ser identificados por el tipo de veneno que se inyectan, salvo para unos pocos. La araña reclusa parda es la más peligrosa de los Estados Unidos. Su veneno es muy agresivo pero suele causar los mismos síntomas que otras picaduras. Suelen producir muchas molestias locales (en la zona donde uno ha sido mordido). Acude deprisa al médico. Éstos son algunos de los síntomas más comunes que sufre el individuo después del ataque:

• Picazón
• Hinchazón
• Enrojecimiento
• Dolor