Gatos con pulgas
Las pulgas son insectos sin alas que crecen en ambientes húmedos y se alimentan chupando la sangre de los vertebrados de sangre caliente como los humanos, los gatos y los perros. El tipo más común de pulga que se suele infectar a los gatos es la Ctenocephalides felis. Este tipo de bichitos, puede ser muy difícil de eliminar ya que puede provocar a sus víctimas felinas diferentes reacciones alérgicas.

Otro problema que suelen producir al animal es la ingesta de las larvas de la tenia que siempre las acompañan. Por lo tanto, es imprescindible que sepas capaz de reconocer los síntomas de infección de tu mascota para que puedas acudir al veterinario y este te aconseje el tratamiento que considere oportuno. Aquí tienes algunos de los síntomas:

- El principal síntoma es la picazón. Este malestar suele obligar al gato a rascarse vigorosamente. Sin embargo, este también puede ser un síntoma causado por otros motivos. Asegúrate de cual es el problema.

- Algunos gatos pueden ser alérgicos a las sustancias que se encuentran en una pulga. Esto, les puede producir reacciones alérgicas que con el tiempo se pueden manifestar en la piel, secándola y produciendo dermatitis y pérdida del cabello.

- En ocasiones, una plaga de pulgas severa puede producir una pérdida significativa de sangre. Esto puede hacer que tu mascota sufra problemas de salud como la anemia y haemobartonellosis. La haemobartonellosis es un tipo severo de anemia, causada por unos microorganismos que portan las pulgas. Como te comentábamos, los gatos con pulgas también son más susceptibles a infectarse con la tenia.