Curiosidades sobre la reproducción de los gatos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Los gatos ocupan el segundo puesto en el ranking de las mascotas domésticas, solo por detrás de los perros. Aunque los canes siempre han tenido un porcentaje mucho más alto, lo cierto es que los gatos han reducido distancias en los últimos años y ya hay mucha gente que prefiere tener al felino en casa. Sea como sea, no cabe duda de que perros y gatos siempre serán las mascotas preferidas, por eso quizás se lleven siempre tan mal, por querer ocupar el primer puesto.

Hoy me gustaría escribir sobre la reproducción de los gatos, factor que hay que tener muy en cuenta a la hora de llevarnos uno a casa para no llevarnos alguna sorpresa en el futuro. Si tienes un gato o estás planteándote tenerlo, sigue leyendo para tener los detalles más importantes sobre su reproducción ya así saber cómo actuar cuando llegue el momento.

La reproducción

Los gatos son aptos para la reproducción cuando cumplen los dos años de vida, que será cuando las hembras comiencen a entrar en celo dos o tres veces al año, siempre durante los meses de enero, abril y agosto. Podrás notar que están en esa época ya que suele haber cambios en sus maullidos, además de que se vuelen inquietas y hasta un poco agresivas en algunas ocasiones.

Embarazo y parto


El embarazo suele durar entre 50 y 60 días, y la gata siempre buscará un lugar retirado y seguro para poder dar a luz a sus gatitos, que serán 5-6. Tras parir, ocultará a sus crías durante un tiempo, y cuando se sienta bien y segura, las trasladará al que será el lugar en el que vivan. Al igual que los perros, los gatos nacen con los ojos cerrados, y no los abrirán hasta que hayan pasado 9 días. También nacen sordos, así que dependen de su madre hasta que hayan pasado unos 12 días y ya tengan sus oídos en funcionamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *