Consejos para adoptar a un perro policía

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Los perros policía trabajan durante muchos años de su vida, pero al cumplir los 8 llega su “jubilación” y dejan de prestar sus servicios a las diferentes fuerzas de seguridad del Estado. A partir de entonces, puede ser una excelente mascota para cualquier familia, ya que están muy bien educados y son muy leales con las personas que tienen cerca y que, por supuesto, los tratan bien.

Al necesitar condiciones físicas excelentes, no siempre podrán desempeñar las labores que llevan a cabo con la policía, y aunque algunos son adoptados por algún “compañero de trabajo”, muchos otros son llevados a centros para encontrarles alguien que los adopte. Si estás pensando en adoptar un perro, uno de estos es una gran opción, además de una gran responsabilidad, como con cualquier otro animal.

Antes de adoptar…


Antes de hacer efectiva la adopción debes plantearte varias cuestiones, como el por qué quieres un perro, si tienes dinero para mantenerlo y si podrás darle el espacio, tiempo y cariño que necesita para tener una buena calidad de vida. Infórmate de qué labores realizaba el perro con anterioridad, ya que algunos podrían haber desarrollado conductas agresivas que podrían hacerle atacar a desconocidos.

Consejos

Asegúrate de que ha pasado todos los controles sanitarios necesarios, además de tener las pertinentes vacunas. Algunos perros policía se jubilan debido a una enfermedad o discapacidad, y saberlo es importante para decidir si podrás hacerte cargo de él igualmente. Si tienes niños en casa es indispensable conocer qué tipo de relación tiene el perro en cuestión con los más pequeños, así te ahorrarás futuros problemas. Por último, se recomienda hablar con un veterinario o psicólogo canino para que te diga si ese perro es bueno para convivir en familia.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *