Calendario de desparasitación de los cachorros

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Es imprescindible que todos los perros sigan a rajatabla su calendario de desparasitación, ya que los que no lo hagan pueden sufrir desde trastornos digestivos hasta retrasos en su crecimiento. Además, un perro con parásitos puede contagiar no solo a otros animales sino también a personas, especialmente a los niños. Hoy me gustaría escribir toda la información que necesitas para estar al tanto sobre este tema.

Según un estudio, el 90% de los cachorros tienen lombrices intestinales, con lo que si no se desparasita puede sufrir diversas enfermedades, algunas leves y otras más graves. En cuanto al contagio a las personas, tendrían quistes hidatídicos, que son cúmulos de líquido en los que habitan los huevos del parásito y que pueden ser muy problemáticos. Para reducir el riesgo, es vital seguir el calendario de desparasitación.

Importante

El calendario varía en función de en dónde viva el cachorro, si en un entorno rural o urbano. El que vive en el campo está más expuesto al contagio de otros animales de ganadería, como por ejemplo ovejas o vacas, además de otros perros, con lo que su desparasitación deberá ser más frecuente. Lo más habitual es desparasitar a los cachorros entre 30 días y 3 meses, aunque el veterinario te dirá si tu caso es una excepción.

Calendario orientativo

Cachorros 21-30 días: es una fase vital en la que suele ser habitual desparasitarle con una pasta o jarabe, debido principalmente a que es lactante y no digiere con facilidad los productos en comprimidos. A esta edad se recomiendan productos antiparasitarios ya que exterminan tanto los parásitos adultos como los huevos.

Cachorros de mes y medio: habrá que realizarla antes de la primera vacuna, y una vacuna jamás debe aplicarse a un perro que no está desparasitado ya que un perro con parásitos no tiene su organismo preparado para que la vacuna sea efectiva.


Cachorros 3-6 meses: habrá que hacer otra si el perro vive en el campo, y a partir de aquí sería una mensual. A los seis meses también se aplicaría la vacuna antirrábica.

Más de seis meses: a partir de esta edad, la frecuencia será mensual (entorno rural) o trimestral (ciudad).

Excepciones: hay diversos casos en los que el veterinario recomendará un calendario diferente, como si es un perro que va a ir a una residencia, hay un bebé en casa o es una hembra y está embarazada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *