Beneficios de tener un perro

Share on Facebook53Tweet about this on Twitter0Share on Google+11


Hace unos días te hablamos de los beneficios de tener un gato en casa pero, ¿qué hay del mejor amigo del hombre? ¿Acaso no es beneficioso convivir con perros?

Lo cierto es que tener un perro conlleva un montón de ventajas para el dueño. Más allá de la compañía que nos hacen, los canes mejoran considerablemente nuestras vidas con tan solo su presencia, aportando beneficios tanto físicos como psicológicos. ¿Quieres conocerlos? ¡Pues muy atento!

Una vida más activa

Como sabes, los perros necesitan hacer sus necesidades y tener momentos de ocio y esparcimiento, lo que significa que deberán tener un horario programado de salidas, paseos que nos obligarán a salir a la calle y, por lo tanto, a mantenernos activos, dejando a un lado el sedentarismo, tan perjudicial para la salud. Por supuesto, también será muy positivo jugar con el animal, ya que estos juegos implicarán que corramos, saltemos y realicemos una actividad física que, posiblemente, sin una mascota no realizaríamos.

Más reflexivos y organizados

Aún más importantes que los efectos físicos, son los beneficios psicológicos. En primer lugar, es importante tener en cuenta que el hecho de tener la responsabilidad de tener a cargo una vida, hace que seamos más reflexivos y más organizados.

De mejor humor

Por supuesto, el perro nos dará mucho cariño, lo que nos permitirá ser más abiertos y comunicativos, mejorando las relaciones con las personas que nos rodean y consiguiendo que estemos de mejor humor. En la mejora del carácter también contribuirá el hecho de que el perro nos puede servir como vía de escape al estrés y al trajín diario cuando pasamos tiempo con él. Además, los perros siempre se alegran cuando te ven, no cambian de humor y te quieren sin excusas.

Para todo tipo de personas

Por último, debes tener en cuenta que los perros pueden acompañar a todo tipo de personas, ya sean mayores o pequeños. Incluso, hay perros que asisten a las personas que más lo necesitan, realizando actividades como encender la luz, abrir puertas, guiar a minusválidos o ayudar a policías y bomberos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *