Alimentación para perros con cáncer

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Que un perro coma menos de lo habitual o que se muestre apático puede ser síntoma de que el animal ha enfermado. Sin embargo, es en este preciso momento cuando más hay que cuidar de su alimentación, reforzándola e introduciendo algunos cambios en su dieta para lograr la pronta recuperación del animal.

Una dieta equilibrada ayuda al perro enfermo a incorporar los nutrientes que necesita para reponerse: proteínas, hidratos de carbono y las vitaminas y los nutrientes que precisa el cuerpo del can para fabricar esas proteínas e hidratos. Eso sí, cada enfermedad es mundo. Por eso, hoy vamos a darte las claves de la alimentación en un perro con cáncer.

Una herramienta muy valiosa

La alimentación es una herramienta muy valiosa para los perros que sufren de cáncer. Hay que tener en cuenta que el estado físico del perro con cáncer suele ser de extrema delgadez, debido a que las células consumen gran cantidad de glucosa que cogerán de los alimentos que el perro consuma. Por eso, las células sanas se nutren de las proteínas musculares.

En general, los perros con cáncer necesitan contrarrestar los cambios que sufre su cuerpo con dietas concentradas, ricas en proteínas y grasas. Cuando son los riñones del perro los que no funcionan de forma adecuada, conviene optar por dietas bajas en fósforo y controlar la cantidad de proteínas que ingiere. Por supuesto, en cada caso conviene vigilar al perro con visitas habituales al veterinario, que controlará el desarrollo de la patología.

Trucos para que coma

Si el animal enfermo no quiere comer, es buena idea utilizar comida que sea atractiva y sabrosa, teniendo en cuenta los gustos alimentarios del perro. En general, los perros se interesan más por los alimentos blancos que por el pienso. Por otro lado, los canes reacciones de modo favorable ante un olor potente en su recipiente. Un truco es caldear la comida para que aumenten los aromas de los alimentos.

La persuasión también es de gran ayuda. El cariño y la paciencia son dos eficaces instrumentos para engatusar al animal. Con palabras agradables y caricias la mascota se sentirá reconfortada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *