Todo lo que tienes que hacer para el bienestar del gato en invierno

gatos-invierno
Aunque todavía no hace frío, hay que ir pensando en el cambio de tiempo y en cómo afecta a los animales de compañía. Y es que, en cada estación del año, los gatos tienen unas necesidades diferentes que conviene conocer para velar por su bienestar y no tengan problemas ni sufran por las bajas o altas temperaturas. Y, ¿qué necesitan los gatos en invierno? Aquí van unos consejos para que esté a gusto en el hogar.

Temperatura

Una de las principales necesidades que hay que cubrir con la llegada del invierno son las bajas temperaturas que se producen y que también se notan en el hogar. No hay que olvidarse de que, además, los gatos que son cachorros, así como los más mayores, son más propensos a notar los cambios de temperatura, ya que su organismo no está preparado para regularse bien.

De esta manera, es importante procurar que el gato siempre tenga una temperatura adecuada en el hogar, lo que puede hacerse no solo con la calefacción de la vivienda, sino también con otras acciones, sobre todo, si el minino es muy friolero.

Por ejemplo, se puede poner durante el invierno una cama térmica para el gato para que siempre esté calentito por la noche o en sus momentos de descanso o, simplemente, permanezca ahí cuando tenga más frío.

gatos-invierno
Otra opción es poner su cama cerca del radiador, pero procurando que no se queme. De hecho, es una alternativa que no es buena con las estufas porque el gato puede dañarse si se acerca demasiado. Además, a muchos gatos no les gusta que se les cambie su cama de sitio.

No obstante, si no es posible cambiar la cama, se puede optar por una hamaca, que tiene una forma parecida, para que permanezca en ella, aunque no sea por la noche y no la emplee por dormir. Al menos, durante el día, podrá mantenerse en calor.

Actividad

Durante el invierno, los gatos también tienen que tener actividad. Una buena forma de hacerlo es a través del juego, siendo conveniente que emplee sus juguetes o bien darle otros nuevos para que haga ejercicio y esté activo porque así también notará menos la bajada de las temperaturas, estará más alegre y no ganará peso. En resumen, se sentirá mejor.

Alimentación

La alimentación también debe vigilarse en esta época del año porque es habitual que, en invierno, el gato tenga más hambre. Es importante que esté bien alimentado, pero hay que controlar que no coma en exceso para que gane peso y que siempre todo lo que se le dé forme parte de su dieta equilibrada con el fin de que, a su vez, su sistema inmunitario esté fortalecido.

Artículos relacionados:

La hipotermia en gatos

Cómo proteger a los gatos del frío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *