¿Se puede ir en Metro con un perro?


Quienes vivimos en las grandes ciudades y tenemos mascota nos encontramos a menudo con la dificultad de que nuestro perro no puede viajar con nosotros en Metro, obligándonos en muchos casos a realizar los desplazamientos en coche o acudiendo a lugares cercanos en los que no tenemos que hacer uso del transporte público para poder ir acompañados de nuestra mascota.

Sin embargo, no todos los perros tienen prohibida su entrada en el suburbano, por lo que conviene tener en cuenta la normativa del Metro si queremos viajar con nuestra mascota.

Según la legislación vigente y como norma general, los perros que pesen más de ocho kilos no pueden viajar en el Metro a menos que sean perros guía de invidentes, perros de asistencia a discapacitados o aquellos que acompañan a los servicios de vigilancia. Sin embargo, no todos los Metros son iguales ni tampoco sus legislaciones.

En el caso del Metro de Madrid, Barcelona y Bilbao, sólo podremos viajar con mascotas de menos de ocho kilos siempre que viajen en trasportín, siempre que no resulten peligrosos ni molestos por su forma, volumen, ruido y olor para el resto de viajeros. En el caso de los perros de mayor tamaño, en Madrid sólo podrán viajar en Metro los perros guía de invidentes, perros guía en adiestramiento, perros de asistencia a discapacitados y aquellos destinados a las labores de vigilancia, siempre debidamente identificados.

En Barcelona, en el Metro, pueden viajar perros guía y perros de asistencia, así como aquellos que realizan apoyo a la vigilancia y la seguridad.

En esto, en España estamos a años luz en comparación con otros países europeos como Inglaterra, Austria, Alemania, Bélgica o Francia donde está permitido el acceso al metro de los perros independiente de su tamaño o peso, siempre que estén sujetos con correa y controlados por sus dueños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *