Riesgos de los collares de adiestramiento

collares-de-adiestramiento
Para muchos, los collares de adiestramiento son una excelente herramienta para que los paseos con perros sean más cómodos y agradables, al poder evitar tirones y movimientos descontrolados. Sin embargo, algunos expertos han advertido que utilizar este tipo de accesorios con las mascotas puede implicar algunos riesgos.

Hoy en Animal Mascota queremos hablarte sobre los riesgos de estos collares ¿Nos acompañas?

Problemas de agresividad

Que algunos países como Austria o Suiza hayan prohibido el uso de los collares de adiestramiento no es casualidad, sino que estos accesorios pueden llegar a ser perjudiciales para los animales. En realidad, es importante tener en cuenta que todos los métodos de obediencia que se basan en el castigo pueden causar serios problemas de agresividad en las mascotas.

collares-de-adiestramiento1
Algunos estudios han demostrado que los perros entrenados con los collares de adiestramiento (los eléctricos son los más utilizados) suelen estar más ansiosos y bostezan más, síntomas del estrés.

Lesiones en el cuello

Por supuesto, antes de utilizar este tipo de collares con tu perro, debes ser consciente de que el cuello es una parte muy sensible del can, así que hasta los collares con menos potencia pueden causar lesiones tanto en la zona cervical como en la espalda y la tráquea. Por si fuera poco, el animal también puede sufrir de falta de oxígeno y de trastornos neurológicos.

Otros collares de adiestramiento peligrosos

Por supuesto, los collares de adiestramiento de púas o las cadenas de ahogamiento también pueden ser peligrosos para los perros. Y es que, además de generar mucho dolor, pueden provocar trastornos de comportamiento. Además, los collares de ahogamiento pueden hasta causar daños cerebrales.

collares-de-adiestramiento2
Por último, queremos comentar que, desde nuestro punto de vista, y desde el de la mayoría de expertos y amantes de los animales, la educación en positivo siempre será mejor que cualquier método que implique el castigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *