¿Pueden los perros oler el miedo?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Todos hemos escuchado que los perros pueden oler el miedo y, por ello, no debemos acercarnos o acariciar a un animal cuando estemos asustados, porque lo más probable es que nos muerdan. Pero ¿es esto realmente cierto? ¿Los perros pueden oler cuándo estamos asustados? Realmente los estudios no son concluyentes, por lo que existen diferentes versiones acerca de qué es que lo que hace que, efectivamente, los perros parezcan comportarse de forma más agresiva con las personas que les tienen miedo que con aquellas que se acercan a ellos con absoluta normalidad.

Cuando los seres humanos nos asustamos, nos ponemos nerviosos o nos asustamos, la glándula hipófisis de nuestro cerebro produce una hormona responsable de que se acelere el latido del corazón, la respiración y nuestras pupilas se dilaten, el tiempo que las glándulas suprarrenales producen adrenalina, que nos prepara para defendernos o huir.

El perro es capaz de oler estas sustancias, y al hacerlo percibe la posibilidad de ser atacado, por lo que repele dicha posibilidad, habitualmente gruñéndonos, ladrando con fuerza o mostrándonos los dientes. Si estamos tranquilos, el perro no percibe dicho olor por lo que no tiene razón para sentirse alarmado.

Otra explicación que han dado los científicos es que, cuando tenemos miedo a un perro, no nos acercamos a él de forma natural. Nuestros movimientos son rápidos y tensos, porque estamos nerviosos y asustados, dubitativos y no sabemos bien cómo acercarnos al animal. Además, clavamos en él nuestra mirada para estar atento a sus movimientos y reaccionar ante un posible ataque del animal. Todo esto es interpretado por el perro como una amenaza de un posible ataque, lo que también le lleva a respondernos con agresividad.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *