Prevenir la obesidad en perros


La obesidad es un problema que no solo esta presente en la vida de las personas sino también en la de las mascotas, pudiendo ser también muy peligroso si no se controla y se le pone remedio. La obesidad en los perros es algo que hay que tomarse muy en serio ya que afecta al 50%, pero por desgracia muchos de sus dueños no le dan la importancia que realmente tiene y luego se pagan las consecuencias.

Es por eso que lo ideal es prevenir la obesidad, y si no se ha podido al menos hay que saber cómo detectarla para ponerle remedio cuanto antes. La obesidad hace que la calidad de vida del perro se reduzca, además de que vivirá menos tiempo. También puede desembocar en enfermedades respiratorias y articulares, problemas circulatorios, diabetes, pancreatitis o lesiones ortopédicas.

Síntomas de obesidad

Cuando sobran los kilos, los perros se ven afectados al igual que las personas para hacer diferentes cosas. Por ejemplo, aparecerá agotamiento, poca resistencia al realizar cualquier ejercicio físico, sedentarismo y una permanente sensación de hambre. Además, la detectarás si tienes dificultad para palpar sus costillas. Se considera que un animal tiene obesidad cuando su peso supera al menos un 15% el que está establecido como su peso ideal.

Hacer ejercicio

Tanto para mascotas como para personas, el ejercicio es indispensable para llevar una vida saludable, siendo además una ocasión perfecta para que estrechéis vuestra relación y paséis un buen rato juntos. Lo ideal es que al menos dos veces al día tu perro haga ejercicio, así que al menos dos veces llévalo a un parque o cualquier otro lugar en el que pueda jugar con otros perros o contigo, corriendo de un lado para otro.

Alimentación

Por supuesto, el perro debe llevar una dieta sana y equilibrada, haciéndole un seguimiento para ver que la obesidad se está perdiendo y que comienza a estar más sano. Debes darle alimentos de bajo contenido calórico y controlar su peso cada semana. No le des ninguna golosina ni restos de comida ya que entonces su dieta no valdría de nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *