¿Por qué lloran los perros?

perros-llorar
Muchas personas se preguntan si los perros realmente lloran. En ocasiones, se les oye algún sonido que simula el del llanto en los humanos y, a veces, se ven también lo que podrían llamarse lágrimas en sus ojos. Pero, ¿es todo esto real? La respuesta es totalmente afirmativa: los perros lloran. Es algo que no es muy habitual, aunque no es extraño. Ahora bien, los motivos por los que lloran no siempre son los mismos que los de las personas. ¿Qué quieren decir con sus lágrimas?

Función fisiológica

A diferencia de lo que sucede con los humanos, las lágrimas de los perros no están relacionadas con su estado de ánimo y emociones. La principal diferencia es que las lágrimas tienen una importante función desde el punto de vista fisiológico o médico, aunque en algunas ocasiones pueden ser también fuente de algunas enfermedades como la conjuntivitis en aquellas razas de perro, como el Bichón maltés, que son llorones.

Al margen de estos casos, las lágrimas ayudan a los perros a que sus ojos estén limpios y libres de partículas que puedan dañar el globo ocular. Esa es, en realidad, su única función.

Significados

Al margen de esa función, las lágrimas de los perros también tienen significados, siendo además un mecanismo que emplean para interactuar y comunicarse. En general, el llanto del perro no está relacionado con los sentimientos como sucede con los humanos, sino con las sensaciones.

perros-llanto
De hecho, los canes comunican a través de las lágrimas su frustración, ansiedad y dolor con el fin de exteriorizar sus necesidades y los conflictos que sienten para que los dueños y la familia les ayuden a superar esa situación.

El caso más claro del uso del llanto por parte del perro se encuentra en los cachorros, que aprenden que tienen dos tipos de sonidos: el del lloro y los ladridos. La mascota sabe desde pequeña que recibe apoyo o atención cuando llora. Así se dan cuenta de que el llanto es un instrumento útil en su comunicación para pedir lo que necesitan y ser concedido por parte de los dueños.

No obstante, esto no hace que recurran a él con frecuencia. Solo es utilizado en aquellos casos en los que observan una negación completa de sus posibilidades como sentir el rechazo, tener hambre y no haber comida o no recibir las atenciones básicas necesarias. Es importante tener claro que el perro nunca llora por capricho.

Artículos relacionados:

¿Qué es esa mancha oscura bajo los ojos del Bichón maltés?

La importancia de limpiar los ojos al perro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *