Perros que saludan con educación

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Que graciosos son esos perros tan saltarines que cuando te ven llegar no paran de lanzarse sobre ti, pero esa actitud llega a convertirse en una situación muy pesada. Los perros necesitan aprender a saludar a los seres humanos con educación. Con coherencia y una gran cantidad de paciencia y refuerzo positivo, los problemas de los saltos de tu perro pueden convertirse en una anécdota del pasado.

Cada perro responde a las situaciones que se le plantean en su día a día de diferente manera. Lo mismo sucede con el aprendizaje; unos métodos pueden ser muy rápidos y eficaces para algunos perros mientras que, para otros no tienen el mismo resultado. Recuerde, el refuerzo positivo durante el entrenamiento del perro es la clave. No debes castigarle. Los animales aprenden a repetir el comportamiento cuando son recompensados por ello, de manera que debes estimularle y recompensarle durante todo el proceso de formación.

Si cuando entras a casa, tu amigo comienza a saltar dándote incluso golpes, lo primero que tienes que hacer lo que hace es darle la espalda y evitar sus salvajes saltos. En el instante en el que ponga las cuatro patas en el suelo, date la vuelta y salúdale con calma y con unas palabras cariñosas como por ejemplo “buen perro”. Trata de no volverle a excitar.

Si ves que se excita de nuevo y quiere saltar otra vez, vuelve a darle la espalda. Repita esta acción las veces que sean necesarias. Esto le enseñará a que mantenerse en el suelo llama tu atención, mientras que lo saltos lo único que consiguen es que lo ignores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *