Pautas para entrenar a un perro adulto


Estamos acostumbrados a la idea de que, para que un perro aprenda órdenes y trucos es necesario que sea un cachorro o, al menos, un espécimen joven, ya que, como dice el dicho “perro viejo no aprende trucos”.

Este dicho, sin embargo, dista mucho de la realidad, que es que un perro adulto necesita estimulación mental para no aburrirse y disfruta aprendiendo cosas nuevas, especialmente aquello que nota que nos gusta o con lo que disfrutamos. Puede que tarde un poco más en aprender que un cachorro, pero si has adoptado o te han regalado un perro adulto, o quieres cambiar alguno de sus comportamientos o enseñarle otros nuevos, no dudes en dedicar tiempo a entrenarle. Te sorprenderá.

Ten en cuenta sus limitaciones

Al igual que nosotros no podemos hacer los mismos ejercicios físicos a los 40 que a los 20, también tenemos que tener en cuenta las limitaciones físicas que la edad impone a nuestro perro, ya que puede tener dolores o molestias en las articulaciones o, simplemente, estar más limitado para realizar saltos o ejercicios de fuerza. Si es un perro anciano, además, puede tener problemas para ver u oír bien, y todo eso lo debemos considerar al enseñarle.

Diversión

Al perro le gusta divertirse, y debemos encarar siempre el aprendizaje desde un punto de vista positivo. Por ello, es necesario que estemos tranquilos y que tengamos paciencia cuando sea necesario, sin gritarle ni enfadarnos con él.

Ventajas de que sea adulto

Si llevamos mucho tiempo con él, ya sabemos qué es lo que le gusta (juguetes, comidas, etc.) y con ello podemos conseguir un aprendizaje mucho más motivador.

Otra gran ventaja con respecto a los cachorros es que los perros adultos tienen un mayor nivel de concentración, con lo que, en algunos aspectos, será más fácil que aprenda lo que le queremos enseñar, ya que nos prestará más atención.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *