Peligros para los gatos dentro de casa

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

gatos peligros en casa
Como ya te comentamos el otro día al hablarte sobre la importancia de jugar con el gato, los felinos están ganando protagonismo en los hogares frente a los perros, entre otras cosas porque son unos animales que se adaptan muy bien a la vida en los pisos.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que los gatos que viven en la ciudad se enfrentan cada día a numerosos riesgos sin que nosotros ni siquiera nos demos cuenta. Por eso, hoy en Animal Mascota queremos hablarte de todos los peligros a los que los felinos se enfrentan en el interior de una casa. ¿Te apetece acompañarnos?

Ventanas y muebles

El principal peligro al que se enfrentan los gatos son las ventanas. Y aunque el problema se solucionaría dejando las ventanas y los balcones siempre cerrados, es mucho más práctico colocar algún tipo de protección, como las redes o las mosquiteras. También son peligrosos los armarios y los cajones, ya que los felinos suelen meterse dentro y, sin querer, podemos dejarles encerrados.

gatos peligros en casa1

En la cocina y en el baño

La cocina y el cuarto de baño también esconden riesgos para los gatos. Por ejemplo, es importante que dejes la tapa del inodoro cerrada para evitar que salten dentro del inodoro. En cuanto a la cocina, deberás tener mucho cuidado de las placas, ya que se pueden quemar si están encendidas. Por otro lado, es importante que mantengas las puertas de la lavadora y la secadora cerradas, ya que a los gatos les gusta meterse dentro.

Cables, hilos y otros elementos peligrosos

Si tienes un gato en casa, especialmente si es pequeño, deberás tener cuidado con los cables, ya que a los felinos les gusta jugar con ellos y mordisquearlos, lo que puede producirles quemaduras. También hay que tener cuidado de no dejar al alcance de los felinos hilos, gomas y agujas, ya que podrían comérselos. Otros riesgos son las bolsas de plástico, las velas y las plantas de interior, ya que algunas pueden ser tóxicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *