Pautas de alimentación de los cachorros de razas grandes y gigantes


Es obvio que no podemos alimentar del mismo modo a un perro de tamaño pequeño que a uno de tamaño grande o que pertenezca a una de las razas denominadas gigantes. Sin embargo, esto no siempre lo tenemos tan claro cuando nuestro perro es aún un cachorro, porque por su pequeño tamaño tendemos a alimentarlos a todos igual.

Sin embargo, en las razas gradas y gigantes, el periodo de crecimiento es mayor, por ello es necesario seguir algunas pautas especiales a la hora de alimentarlos cuando son cachorros, de forma que la alimentación les proporcione todos los nutrientes necesarios para crecer de forma sana y fuerte:

No debemos caer en el error de alimentar al animal en exceso porque sea de una raza grande, ya que ello, a la larga, puede provocarle sobrepeso. Lo mejor es, hasta los 4 ó 6 meses dividir la ración diaria en tres tomas y, a partir de ese momento, reducirlas a dos.

Es importante también que la alimentación le proporcione las proteínas suficientes para el desarrollo de su sistema muscular. Por ello, más del 25% de su dieta debe estar constituida por proteínas de buena calidad.

Así mismo, es importante que no le falten minerales como el calcio, el potasio, magnesio, cobre y zinc, aunque evitando también el exceso de minerales, que a la larga podrían provocar enfermedades en el cachorro.

También deben incluirse en la dieta los denominados condroprotectores (glucosaminoglicanos), sustancias que contribuyen a la formación y regeneración de los cartílagos y pueden prevenir la aparición de problemas como la displasia de cadera en las razas que tengan tendencia a ella y otras alteraciones músculo-esqueléticas.

Finalmente, no pueden faltar en su dieta los ácidos grasos esenciales, especialmente el CLA, o Ácido Linoleico Conjugado, mezcla especial de ácidos grasos esenciales, necesarios para su correcto desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *