Mascotas para fomentar el desarrollo emocional de los niños


El desarrollo emocional es vital para que los niños sean capaces de tener empatía con su entorno social, de ese modo consiguen generar relaciones de intercambiando con sus sentimientos. Es por eso que el vínculo que un niño consigue crear con un animal lo ayuda en el descubrimiento de su propio ser, así como en la construcción de su autoestima y de los propios límites. En definitiva, puede formar su personalidad. Si estás pensando en comprar una mascota para tu hijo, toma nota de los siguientes consejos que te ayudarán a elegir la mejor para su desarrollo.


Por ejemplo, si tu niño tiene dificultades para mantener la atención y la concentración, te recomendamos que le pongas un acuario. El movimiento de los peces y las plantas acuáticas dentro del agua, les permite reducir el estrés, atraerá su atención y hará que se concentre más fácilmente en períodos más prolongados.


Si tiene problemas de timidez, lo bueno es que se sienta reflejado en el comportamiento de su mascota. En ese caso puedes optar por un animal de apariencia tímida como un conejo, un hámster o una cobaya.


Sin embargo, no hay nada mejor que un gato. Para muchos niños es la compañía perfecta. Este pequeño felino es muy cariñoso, pero a la vez impone su carácter requiriendo la atención de su dueño, lo que ayuda a estimular la afectividad del niño.


Si el pequeño de la casa se caracteriza por ser muy inquieto o hiperactivo, le puedes regalar un perro. Las razas aconsejadas para que jueguen con niños son los golden retriever y los labradores: ambos tienen una gran empatía con los niños. Estos perros le ayudarán a reducir el estrés, aumentarán la paciencia y constancia.


Para los más inseguros, la mascota que mejor les va es una que los haga sentir únicos y capaces de ser responsables del cuidado del animal. Puedes elegir una iguana o alguna rana exótica, pero es importante asegurarse de que sean inofensivas y de procedencia legal, ya que existe mucho mercado negro de estos bichos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *