Los amigables Boston terrier

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Definir a un Boston terrier no es una tarea difícil, ya que podemos utilizar una sola palabra: compacto. Estos perros, tienen la cabeza bastante grande y plana, no tienen arrugas, sus ojazos son grandes y oscuros, sus orejas suelen estar siempre levantadas y su hocico es ancho y plano. Su cuerpo es bastante cuadrado y muy musculado, aunque a veces pueden tener un aspecto rechoncho. Su colita es muy corta.

Su cuello está ligeramente arqueado y termina en un amplio pecho. Su rostro muestra su personalidad y lo inteligentes que son. Las patas de estos animales suelen ser musculosas y suelen medir lo mismo que su cuerpo. Los Boston, son perros fáciles de manejar y son capaces de adaptarse a casi cualquier condición de vida. La ciudad o el campo, apartamento o finca, eso les da igual, lo que debes recordar es que, vivan donde vivan, podríamos denominar a estos perros como de interior.


Se llevan muy bien con los niños, con otros perros, los gatos y con cualquier animal que te puedas imaginar. Les encanta llamar la atención de sus dueños y son capaces de hacer cualquier cosa para recibir “mimos”. Les encanta salir corriendo hacia la puerta cuando esta suena. Enseguida notarás como no para de mover su colita. Si necesita un animal que quiera estar contigo todo el día, este es tu perro.

Aunque no lo creas, son perros muy ágiles y les encanta hacer deporte, excepto aquello que esté relacionado con el agua. El agua es uno de sus peores enemigos, aunque siempre hay excepciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *