Curiosidades sobre la reproducción de los gatos


Los gatos ocupan el segundo puesto en el ranking de las mascotas domésticas, solo por detrás de los perros. Aunque los canes siempre han tenido un porcentaje mucho más alto, lo cierto es que los gatos han reducido distancias en los últimos años y ya hay mucha gente que prefiere tener al felino en casa. Sea como sea, no cabe duda de que perros y gatos siempre serán las mascotas preferidas, por eso quizás se lleven siempre tan mal, por querer ocupar el primer puesto.

Hoy me gustaría escribir sobre la reproducción de los gatos, factor que hay que tener muy en cuenta a la hora de llevarnos uno a casa para no llevarnos alguna sorpresa en el futuro. Si tienes un gato o estás planteándote tenerlo, sigue leyendo para tener los detalles más importantes sobre su reproducción ya así saber cómo actuar cuando llegue el momento.
SEGUIR LEYENDO «Curiosidades sobre la reproducción de los gatos»

Cómo cruzar un gato


Lo primero es esperar a que la gata esté en celo, entonces será el momento ideal para su apareamiento. Recuerda que el primer celo suele darse entre el sexto y noveno mes de vida. Luego las gatas repiten varios celos durante las estaciones reproductivas. Para saber si la gata está en celo sólo hay que observar su comportamiento. Deseará que la mimen constantemente, orinará fuera del lugar, maullará, frotará la cabeza contra objetos y levantará la pelvis y la cola. Esta fase suele durar una semana y será cuando estará preparada para recibir al macho.

Lo recomendable es que el gato macho se desplace a casa de la hembra. Cuando se junten, el macho tomará con sus dientes por el cuello a la hembra, que levantará la pelvis. El acto durará sólo unos segundos, será rápido. A continuación, la gata rechazará al gato y emitirá un grito característico. Se frotará contra el suelo y se lamerá la zona genital y pasados unos minutos la hembra volverá a aceptar al macho y repetirán el acto sexual con fines reproductivos.
SEGUIR LEYENDO «Cómo cruzar un gato»