El tranquilo Tabby Persa


Esta raza tiene su origen en distintos cruces entre diferentes razas de gatos persas y como raza fueron dados a conocer en París en 1927. Por su pelaje atigrado, en un primer momento se les conoció como “Tigres”.

El gato persa tabby es un gato muy tranquilo, cuya ocupación favorita en el hogar es dormir, preferiblemente en compañía de los dueños. Se trata de un gato muy sociable al que le encanta que le acaricien, y no suele causar ningún destrozo en la casa. Tampoco suele tener problemas de convivencia con otras mascotas, siempre que éstas le dejen su espacio y no le traten con rudeza. Sin embargo, a pesar de ser un gato cariñoso y tranquilo, no es una raza aconsejable para los niños, sobre todo si son muy pequeños, porque este gato necesita ser tratado con mucha delicadeza, y no aguanta las caricias o achuchones a veces muy rudos de los más pequeños.

Sus ojos son verdes o amarillos y su pelaje puede aparecer en color azul, chocolate, crema, negro, rojo y tortuga. De entre ellos, el persa tabby rojo es una de las variedades más antiguas que existen de persas de color. El dibujo de su pelaje ha dado lugar a tres variedades:

Blotched: El dibujo de su pelaje lo componen rayas anchas y una marca de M sombre la frente. También presenta anillos alrededor de las patas y de la cola.

Mackerel: Las rayas en esta variedad son más estrechas, y una línea longitudinal recorre todo su lomo, dibujando su columna vertebral.

Spotted Tabby: Presentan marcas circulares y líneas oscuras y claras distribuidas por el pelaje. o moteados: Tienen marcas circulares repartidas por su pelaje, y alterna bandas oscuras y claras.

Como en todos los persas, deberemos cepillar a menudo el pelo para evitar que se atragante con las bolas de pelo.

Gatos, Razas,
>

También te puede interesar...

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *