El entrenamiento de los perros de rescate


En cualquier catástrofe, natural o nopodemos ver equipos de rescate acompañados por perros que parecen tener la prodigiosa habilidad para encontrar personas incluso aunque estén sepultadas por varias toneladas de escombros o de nieve. Aunque es indudable que el perro debe poseer unas cualidades innatas que le hagan apto para esa labor, dichas cualidades son mejoradas y entrenadas mediante un entrenamiento específico para perros SAR (perros de búsqueda y rescate).

Este entrenamiento es uno de los más especializados dentro de las diferentes labores que realizan los perros, ya que deben responder de forma inmediata y sin equivocaciones a las órdenes de su guía, pero también tiene que ser capaces de decidir por sí mismos en algunos momentos qué camino o qué acción tomar, ya que hay muchas ocasiones en las que el perro puede adentrarse en lugares donde su guía no puede llegar.

El sistema de entrenamiento que se utiliza es el mismo que todos utilizamos con nuestros perros, el sistema de recompensas.

En los entrenamientos, los perros deben encontrar personas escondidas bajo la nieve o los escombros para simular una situación real. Cuando el perro encuentra a uno de los entrenadores escondidos, éste juega con él utilizando el juguete preferido del animal, de forma que el perro identifique el trabajo con un acto divertido y actúe buscando su recompensa.

De este modo, cada vez que el animal realice una actividad de forma correcta se le recompensará y poco a poco se irán incrementando la dificultad de las mismas, de forma que el perro pueda participar en cualquier situación.

El rastreo y el venteo, necesario para encontrar a supervivientes en una catástrofe son acciones instintivas que el perro realiza por naturaleza. Por ello se selecciona las razas con un olfato más fino y con mayor capacidad para concentrarse en la búsqueda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *