El curioso caso de un cachorro que conoce la lengua de signos

cachorro-lengua-signos
La comunicación con las mascotas no siempre es fácil porque, evidentemente, no hablan, aunque tienen capacidad para comprender lo que se les está diciendo. Esta posibilidad de comunicarse con el perrito es más complicada, cuando el animal tiene problemas de audición. Sin embargo, no es imposible que nos entienda. Y una buena prueba de ello es Ivor, un cachorro que ha sido capaz de aprender la lengua de signos. Un aprendizaje tras el que hay una historia un tanto curiosa, pero también triste, y que podéis conocer en este vídeo.

La vida de Ivor

Ivor es un cachorro de perro, que tiene unos diez meses de vida. A pesar de su corta edad, el perrito no ha tenido muy buenas experiencias. Y es que durante este período ha vivido ya con cinco familias en el Reino Unido. Todas ellas optaron por devolverlo por el problema con el que el cachorrito había nacido: es sordo.

Este problema de audición dificultaba a las familias poder educarlo y que siguiera las instrucciones y pautas de comportamiento que le enseñaban, lo que llevaba a que una tras otra familia lo devolvieran a la protectora de animales.

La suerte de Ivor, ahora, ha mejorado y finalmente a encontrado un hogar, gracias a su última propietaria, Ellie Bromilow, quien no vio un problema para tenerlo en su casa que el perrito no oyera. De hecho, nada más conocerlo en la protectora, tuvo un “flechazo” con Ivor.

La convivencia con Ivor ha sido posible gracias a que su propietaria le ha enseñado el lenguaje de signos, que el perrito comprende a la perfección. En concreto, la constancia de Ellie Bromilow ha permitido que el perro aprendiera varios signos, que significan ‘Ven aquí’ o ‘Siéntate’.

A partir de estos primeros gestos, Ivor ha ido comprendiendo más signos que le hace su propietaria para indicarle que se esté quieto o bien que se tumbe. Y es que Ivor tiene una gran capacidad de aprendizaje, aparte de suplir su sordera con el desarrollo de otros sentidos como el olfato y la vista. Una particularidad que le ayuda a saber, por ejemplo, si un extraño se acerca a su casa.

Si quieres saber más sobre Ivor, aquí te dejamos el vídeo con toda su historia, su vida y su aprendizaje de la lengua de signos.

Artículos relacionados:

Perros haciendo el Mannequin Challenge

Chops, el perro indignado con su dueño que se ha hecho famoso en Internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *