¿Dónde puedo comprar un caballo?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

comprar caballo
¿Estás pensando en comprar un caballo? Pues antes de dar este importante paso, deberás tener claro que ser propietario de un animal de este tipo conlleva una gran responsabilidad, además de una gran dedicación y una considerable cantidad de recursos, incluyendo a alguien que lo cuide, alimentándolo por la mañana y por la tarde, limpiándole y procurando que haga ejercicio. Por supuesto, también necesitarás el suficiente terreno para que el animal pueda pastar y para montarlo.

Si tras reflexionar, llegas a la conclusión de que vas a poder satisfacer las necesidades físicas y mentales del animal, entonces podrás hacerte con un ejemplar. A continuación te contamos dónde podrás comprarlo.

Criador

Aunque no lo creas, existen diferentes maneras de adquirir un caballo. Una de las mejores opciones es acudir directamente a un criador. Eso sí, es importante que se trate de un criador con buena reputación. También puedes recurrir a un particular, aunque es esencial que éste sea experto y de fiar.

comprar caballo1

Clubs hípicos

Otros lugares en los que conseguir caballos son los clubs hípicos. Piensa que en estos lugares se reúnen un montón de aficionados que, en muchas ocasiones, ponen en venta sus caballos. Puedes preguntar a alguno de los monitores si sabe de alguno que esté en venta.

En Internet

Hoy en día también es posible adquirir caballos por Internet. En la web ventadecaballos.es, por ejemplo, se anuncian ejemplares de particulares y de profesionales. La compra, eso sí, no se realiza online. De todas formas, lo más recomendable es ir al lugar donde lo venden y verlo con tus propios ojos.

comprar caballo2

Ferias

También podrás adquirir tu caballo en una feria, aunque si no entiendes mucho del tema, es mejor que vayas acompañado de un experto para que no puedan engañarte. Por último independientemente de donde compres el caballo, te recomendamos que te hagas con él pasado la época estival, ya que es en estos momentos cuando los precios son más bajos. Durante la primavera y el verano, la demanda es superior y, por tanto, los precios suben.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *