Cuidados del erizo


Cuando llevemos un erizo a casa por primera vez nos daremos cuenta de que, los primeros días, cuando intentemos cogerlo, se hará una bola, llevado por su instinto de protección, ya que no sabe que queremos cuidarle y no provocarle ningún daño. Para facilitar esta confianza deberemos cogerlo un rato todos los días, permitiendo que se familiarice con nosotros, dejando que nos huela las manos y sin hacer movimientos bruscos que puedan asustar al animal. Poco a poco, el erizo irá confiando en nosotros y permitirá que le cojamos sin problema.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que es un animal nocturno, por lo que debemos colocar su jaula en una habitación donde entre la luz del sol, para que sepa cuándo es de día y cuándo de noche. Debemos alejar la jaula de las corrientes de aire y mantenerlo siempre a una temperatura de más de 22º C.

En cuanto a la alimentación, no siempre es fácil encontrar comida especial para ellos, por lo que podemos darle comida seca para gatos, pero de buena calidad, y completar su dieta con trozos de pollo, huevo duro y algo de fruta. También podemos de cuando en cuando darle algún grillo, pero siempre muerto. Al ser nocturno, comerá al caer la tarde.

Los erizos son animales muy limpios, pero no debemos olvidarnos de bañarlos regularmente, siempre usando un jabón especial para ellos, sin componentes que le puedan causar alguna alergia. Lavaremos con cuidado las patas y el abdomen, ya que el resto de su cuerpo suele estar muy limpio porque el erizo lo cuida con su lengua y le aclararemos con agua tibia. Le secaremos con una toalla pero siempre sin presionar.

Si tiene las uñas muy largas, debemos cortárselas para evitar que se arañe. Si no sabemos cómo hacerlo, deberemos acudir al veterinario.

1 comentario

  1. me gustaria tener de mascota a un erizo pero tengo dudas sus espinas puyan? ¿duele mucho? pues en unas imagenes veo que los toman con las manos pero en otras que encontrado los toman con guantes especiales, ¿su orina sus heces tienen mal olor?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *