Convivencia entre mascotas de diferente especie


Aunque lo más común es la que gente opte por tener gatos o perros como animales de compañía, cada vez hay más personas que prefieren tener otro tipo de mascotas, como tortugas o conejos. Pero, ¿qué pasa cuando conviven animales de diferente especie bajo el mismo techo? Pues aunque no lo parezca, la convivencia puede ser posible, especialmente en casas grandes o fincas con terreno exterior.

Existe un gran número de posibilidades o supuestos respecto a las diferentes especies. Un ejemplo son los gatos y las aves. Aunque el instinto les impulse a apresarlos, su correcto adiestramiento permitirá la convivencia entre animales de distintas especies.

Presentación de los animales

Sin embargo, en algunos casos esta convivencia puede resultar complicada. Por ejemplo, el perro puede creer que los nuevos inquilinos son animales que puede y quiere cazar. Por eso, la presentación de un animal al otro deberás ser cuando el can se encuentre en un estado calmado y, por supuesto, bajo la supervisión de dos personas para controlar la posible reacción del animal.

Lo más adecuado, cuando es cachorro

Sin duda, lo más sencillo es habituar a un cachorro, aunque cuando el perro es adulto también es posible llegar a una convivencia. Eso sí, es recomendable que hasta que el perro no se habitúe a la nueva mascota, no le dejes solo con ella sin tu supervisión. Además, es importante no hacer sentir celos al animal prestándole menos atenciones.

Distancia segura

A la hora de presentar a los animales, deberás empezar con una distancia segura y, con el paso de los días, tendrás que acercarlos y observar sus reacciones. Una vez se hayan reconocido, procura que pasen un tiempo juntos, y si hay algún accidente, corrige al perro y mantenlos separados hasta que se calme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *