Consejos para llevar al perro a la playa

perros-playa
Dentro de pocos días llega la Semana Santa. Una fecha en la que es habitual disfrutar de una serie de días de vacaciones, siendo uno de los destinos más elegidos las playas. Cuando se tiene un perro, es un lugar en el que se pueden pasar unos excelentes días, aunque se deben tomar una serie de precauciones para que el perro disfrute sin riesgos.

Consejos

Para tener de un día de playa placentero, lo primero que hay que elegir bien es a cuál se va a ir porque hay algunas que no aceptan que haya animales o bien limitan a una determinada franja horaria que los perros puedan estar en la arena e, incluso, meterse en el agua.

Una vez se tiene elegido el destino más idóneo, se deben adoptar una serie de precauciones. Entre ellas, una de las más importantes, es que el perro lleve un collar de identificación para que sea más fácil localizarlo si se pierde. No hay que olvidar que está en lugar que no conoce y en el que, además, es habitual que se deje suelto para que corra.

También es fundamental que, cuando el perro vaya a la playa, esté al día de las vacunas correspondientes porque en este entorno va a estar en contacto con otros animales, personas, puede comer algo de la arena o del mar como pequeños pescados o mariscos en un descuido… Igualmente, se recomienda que esté desparasitado.

perros-playa
Además de estas recomendaciones que se tienen que seguir para cualquier viaje, es clave adoptar otra serie de consejos. Aunque es complicado, siempre se debe intentar que el perro no beba agua del mar porque puede tener problemas en el aparato digestivo y ponerse enfermo con vómitos y diarreas.

También es importante tener en cuenta el horario de bajada a la playa, sobre todo, cuando el perro es cachorrito o tiene ya una edad avanzada. Siempre lo mejor es bajarlo a primera hora de la mañana o bien última de la tarde porque el sol está menos fuerte. En todo caso, nunca es bueno que disfrute de un día de playa hasta que la mascota tenga tres o cuatro meses de vida.

Tras la estancia en la playa, es conveniente que se bañe al perro con un jabón específico para retirarle los restos de arena –sin olvidarse de limpiar la que se les ha podido introducir en los ojos-, y del salitre. Mientras se llega a casa o al hotel para bañarlo, se debe secar bien.

Y, por supuesto, aunque se esté en la playa, el perro tiene que seguir con sus hábitos alimenticios y deberá beber agua para evitar la deshidratación.

Artículos relacionados:

Playas para perros en España

Los perros y la playa

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *