Los perros y la playa


Si vivimos cerca de la playa o veraneamos en ella, uno de los mayores placeres de los que podemos disfrutar es de dar un paseo o correr por la playa acompañados de nuestro perro, permitiéndole disfrutar de la arena, del agua, etc., algo especialmente atractivo para razas como el labrador o el cocker spaniel, auténticos amantes del agua.

Sin embargo, por muy idílico que esto nos pueda parecer, deberemos tener cuidado, ya que en España el acceso de los perros a las playas está restringido e incumplir las normas referentes a ello nos puede conllevar una multa de hasta 3.000 euros.

Por ello, deberemos fijarnos bien en la reglamentación con respecto a las mascotas en la playa a la que acudimos, ya que en algunas de ellas el acceso con mascotas está prohibido de mayo a septiembre, mientras que en otras lo está todo el año. Para ello, lo mejor es acudir al ayuntamiento de la localidad e informarnos de las ordenanzas que se aplican en el municipio en este aspecto.

También es importante tener en cuenta que, si la playa forma parte de un espacio natural protegido, como, por ejemplo, las zonas de baño en las islas Cíes, en Galicia, nos tendremos que poner en contacto con la Delegación de Medio Ambiente de la provincia, ya que pueden estar regidas por normas especiales diferentes a las ordenanzas municipales.

En cualquier caso, en los carteles informativos que están instalados en las playas, se recoge la posibilidad o no de poder acceder con nuestra mascotas, por lo que, para evitar complicaciones, deberemos seguir sus indicaciones.

En cualquier caso, sí está permitido el paso de perros lazarillos o de asistencia siempre que vayan acompañados por la persona que tenga acreditado su uso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *