Consejos para detener los mordiscos de los cachorros

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Como ya te comentamos hace unos días, los mordiscos de los cachorros no son solo motivos de juego, si no de la aparición de los dientes. Todo le viene bien al pequeño para que el dolor de sus nuevos dientes desaparezca. No debes ser blando y dejar que el animal mordisqué todo lo que encuentre a su alrededor ya que cuando sea mayor aprender a que eso no es lo correcto, le costará mucho más.

Tan pronto como el cachorro muerda, debes dar un grito para que vea que eso te duele. Mírale y márchate del lugar en el que te encuentres. Luego regresa, después de un minuto, con un juguete. Pregúntale si quiere jugar con el juguete. Comienza el juego si ves que no te muerde. Si el cachorro no hace caso a este consejo que te acabamos de dar puedes hacer lo siguiente.

Coge una lata vacía y llénala con algunos clavos. Ciérrala bien para que no se salga nada cuando la muevas. Cuando el cachorro te muerda, dile un fuerte no y agita la lata con fuerza. Esto reforzará la orden verbal y pronto dejará de morder. Si tu amigo está cogiendo la manía de morderte los dedos de las manos frótate los dedos con ajo cuando sepas que toca su rato de mordiscos.

El desagradable sabor pronto le disuadirá. Otra opción para que el cachorro deje de morder es cansarle haciendo bastante deporte y durante esas sesiones de actividad déjale una pelota que pueda machacar a mordiscos. Cada vez que juegue contigo sin morderte dale algún premio. Nunca uses castigos físicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *