Consejos para ayudar al perro a eliminar su estrés

perros
Los perros son animales de compañía que, como toda mascota, pueden vivir situaciones y atravesar momentos en los que el estrés hace su aparición. Este estado puede producirse como consecuencia de algún elemento novedoso que se introduce en su rutina como un viaje, un cambio de casa, muebles nuevos… o la llegada de un nuevo animal de compañía, más personas al hogar como un bebé o una nueva pareja… En todo caso, conviene conocer cuál es la causa con el fin de poder ayudarle a no sentirse estresado y este estado no le genere problemas de salud. Y, ¿qué puede hacerse? Aquí te damos algunos consejos.

Paciencia

Cuando el perro tiene estrés, es importante que los dueños y todos los habitantes del hogar tengan paciencia. Al detectarse este estado, no es nada positivo que se tenga una actitud recriminatoria o de incomprensión con la mascota.

Siempre es preferible no castigarle, aunque el estrés le haya llevado a realizar alguna acción o causar un daño en un objeto en el hogar. Si se le riñe, la situación podría empeorar y notarse una mayor afección en el perro.

En la medida que se pueda, es conveniente ayudar al perro a que esté tranquilo. Por ejemplo, es preferible que esté en ambientes en los que se sienta seguro y esté calmado, evitando además que haga lo que no quiere o que esté en contacto con otras mascotas que no le agradan.

perros
Realizar actividades conjuntamente beneficiará al perro, siempre que no le supongan todo un reto. Por ejemplo, se puede pasear durante una hora tranquilamente para que vaya soltando todo ese estrés.

No obstante, si el quiere olisquear y moverse más libremente, también es un buen momento para dejarle que lo haga y se distraiga por sí mismo. Igualmente, ayuda que se sienta querido, siendo probablemente un buen momento para más muestras de cariño, caricias, masajes suaves… e, incluso, darle algún capricho.

Comportamiento

Pero si el estrés no desaparece y, sobre todo, el perro tiene problemas importantes de comportamiento, no quedará más remedio que acudir al veterinario para que oriente y establezca una serie de medidas o pautas de comportamiento para poner punto y final al estrés.

Artículos relacionados:

Cómo saber si el perro tiene estrés

Los dueños pueden contagiar su estrés al perro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *