Cómo lograr que un perro adelgace


¿Sabías que más de un millón de perros padecen sobrepeso u obesidad en España? Aunque para algunos pueda parecer gracioso ver a un perro gordito, lo cierto es que el exceso de kilos reduce la calidad de vida de los canes y deteriora su salud.

El primer paso para luchar contra este problema es reconocerlo. ¿Cómo? Pues a través de la palpación. Si las costillas del perro no se distinguen, el abdomen se redondea o no se puede tocar la cintura, posiblemente tu perro sufra obesidad y es imprescindible tomar medidas para que adelgace. Te decimos cuáles a continuación.

Dieta

El primer paso para deshacerte de la obesidad de tu perro debe ser ponerlo a dieta. Tu mascota necesita reducir la ingesta de calorías y optar por alimentos sanos y saciantes, con una cantidad de fibra mayor. En el mercado encontrarás comida específica para bajar de peso. Por supuesto, este paso deberá ser supervisado por un veterinario.

Así, el can debe reducir la ingesta de carbohidratos y minimizar las grasas. Además, la dieta deberás ser rica en proteínas con el fin de aumentar su masa muscular y disminuir la acumulación de lípidos.

Horarios y raciones

Para adelgazar, tu perro deberá tener unos horarios de alimentación fijos. Así, las raciones pueden repartirse en dos dosis, distribuidas a lo largo del día, aunque no es recomendable que el animal tenga comida en el comedero siempre. Los premios y los picoteos deberán ser bajos en grasas y azúcares y habrá que reducir la cantidad que se ofrece. También deberás olvidarte de las golosinas comerciales, con un alto contenido calórico y de grasas saturadas.

Ejercicio

Por supuesto, el perro deberá caminar a diario. Eso sí, durante los paseos tendrás que estar atento a la respiración y posibles jadeos del perro. Además, los animales con obesidad son más propensos al sobrecalentamiento y golpes de calor, y sus huesos sufren al tener que sostener mayor peso. Juegos como salvar obstáculos, saltar o jugar en el agua pueden ayudarle a quemar calorías, reducir el apetito y estimular el metabolismo.


Si el perro no adelgaza tomando estas medidas, deberás consultar con el veterinario que podrá realizar un examen exhaustivo para delimitar el origen del sobrepeso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *