Cómo eliminar el pelo de las mascotas

Share on Facebook1Tweet about this on Twitter5Share on Google+0

eliminar pelo
Aunque tener un gato o un perro da muchas más satisfacciones y alegrías que cosas malas, también hay que tener en cuenta algunos aspectos negativos. Por ejemplo, la mayoría de especies van soltando pelos por la casa que luego son muy difíciles de hacer desaparecer, especialmente en determinados momentos del año.

Para que esto deje de ser un problema para ti, hoy vamos a explicarte cómo hacer desaparecer el pelo de las mascotas de casa y de la ropa. ¿Te apetece acompañarnos?

Aseo del animal

Lo más importante (es un consejo que sirve para mantener libre de pelos tanto la casa como la ropa), es que le proporciones al animal el aseo adecuado, cepillando el pelo regularmente (puedes hacerlo fuera de casa para no ensuciarla), bañándolo con los productos adecuados, y llevándolo al peluquero cada vez que sea necesario.

eliminar pelo1

Eliminar los pelos de casa

En cuanto a la casa, lo que te recomendamos es que pases la aspiradora cada día por el suelo, las alfombras y los muebles tapizados. Lo ideal es que el aparato cuente con filtros contra ácaros. Si no tienes aspirador, procura que la escoba sea de goma. En cuanto a la fregona, deberá tener propiedades absorbentes y tendrá que estar preparada para retener las partículas de polvo y suciedad. Por otro lado, debes saber que las bayetas de microfibra son súper practicar para atrapar los pelos. Por supuesto, los robots aspiradores son unos grandes aliados.

Eliminar los pelos de la ropa

También existen algunos trucos que te ayudarán a eliminar el pelo de la ropa. Así, lo mejor es que te hagas con un rodillo de papel con pegamento o un cepillo para la ropa. También podrás encontrar cepillos quitapelos en las tienda de animales y en diferentes establecimientos comerciales. También es buena idea utilizar guantes de goma, ya que estos crean electricidad estática al rozarse con la ropa, o paños mojados y esponjas humedecidas. Y si con estos trucos el pelo no se va, no te quedará más remedio que poner las prendas en remojo. Por supuesto, es esencial que mantengas la ropa fuera del alcance del animal.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *