Así de bien se lo pasa un perro en el supermercado

perros-supermercado
Las reacciones de las mascotas en numerosas ocasiones no dejan de sorprendernos porque muchas veces tienen reacciones ante situaciones cotidianas que no nos esperamos y que resultan un tanto divertidas, pero sin que supongan ningún daño para ellos. Es el caso de Zira, cuyo propietario la llevó a un supermercado. Un sitio que es de lo más normal para nosotros, pero que a la mascota le pareció como si estuviéramos en parque de atracciones como poco. Y es que lo pasó súper bien mientras hacía su dueño la compra.

El paseo por el súper

Zira, un cruce entre Corgi y mini Aussie, es joven. Tiene tan solo cuatro meses pero ya ha vivido experiencias que pasarán a la posteridad. Y una de ellas es cuando sus dueños decidieron llevarla a unos grandes almacenes. En concreto, a los Target.

Su primera vez fue bastante más normal. De hecho, estuvo prácticamente todo el tiempo dormida, según las fotos que han subido sus propietarios en diversas redes sociales. Hasta así resultó ser encantadora. Incluso, sus dueños aseguraron que se parecía al personaje de Rose de Titanic por la forma en la que se había inclinado al borde del carro.

Pero la segunda vez, no se durmió. Y ahí empezó Zira a descubrir todo un mundo que la sedujo y atrajo con pasión y locura por las expresiones que se pueden ver en su cara. Y es que Zira no paró de sonreír y de mirar con sorpresa los diferentes pasillos por los que circulaba dentro del carro, seguramente alucinada por la cantidad de productos. Y eso que no era comida para mascotas.

perros-supermercado
Zira resultó tan simpática que su viaje tuvo premio. Y es que más de una persona que se encontró con ella en los grandes almacenes le pareció que era una mascota tan encantadora que no dudó en darle muchos mimos y caricias e, incluso, en dejarse lamer la cara por Zira.

Sorpresa y muchos mimos resumen así la segunda visita de Zira a este supermercado al que seguro que estará encantada de que sus dueños la lleven de nuevo para recorrer más pasillos y recibir más caricias.

Artículos relacionados:

Así es el perro pastor más pequeño del mundo

A este husky no le gusta nada la Navidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *