Alimentos prohibidos para tu cachorro


Pasada la lactancia de tu perro hay que acostumbrarle pronto al alimento seco (pienso), que es el más completo y el más sano para tu cachorro. En el mercado hay diferentes compuestos específicos para cachorros. Además hay que fijarse para evitar ciertos alimentos peligrosos para un perro. Esta es una lista de los alimentos que nunca debes proporcionar a tu cachorro, o que debes evitar siempre que sea posible:

Huesos. Los huesos son un gran entretenimiento para los perros adultos, además de una excelente forma de fortalecer su dentadura, pero cuando el perro es cachorro pueden ser peligrosos, puede atragantarse e incluso hacerse daño en el estómago, la garganta o los intestinos.

Restos de nuestra comida. Podemos utilizar los restos de comida como premio, pero nunca debe convertirse en una costumbre. A la larga puede provocar en el perro tanto problemas de estómago como obesidad.

Comida preparada para gatos. Es posible que tengas un perro y un gato y que un día, al ver que se ha acabado la comida para perro pienses en darle comida para gato. Es un error, sus componentes son diferentes ya que las necesidades de los dos animales son diferentes.

Comida de nuestra mesa. Es difícil de conseguir ya que los cachorros son insistentes y da mucha pena verlos gemir mientras comemos, pero es importante mantenerse firme para evitar que el cachorro coja el hábito de rondar la mesa y suplicar mientras comemos.

Chocolate, dulces, bollería industrial. A casi cualquier mascota le gusta el chocolate, pero para ellos es especialmente nocivo.

Golosinas entre horas. Es normal usar galletas para perros o bolitas de pienso en el adiestramiento del cachorro, pero debemos ser firmes y no darle ninguna de estas golosinas entre horas, actúan como premios que refuerzan el buen comportamiento y si las damos alegremente confundiremos al cachorro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *